lunes, 10 de enero de 2011

SECUELAS PSIQUATRICAS

Clasificación y valoración de secuelas psiquiatricas
Real Decrero 8/2004, de 29 de octubre
Tabla IV - Capítulo 1: cráneo y encefalo
Síndromes neurológicos de origen central:

   Síndromes no motores:

      Afasia:

         Motora (Broca)
25-35
         Sensitiva (Wernicke)
35-45
         Mixta
50-60
      Amnesia:

          De fijación o anterógrada (incluida en deterioro de las funciones cerebrales superiores integradas).

         De evocación o retrógrada (incluida en el síndrome postconmocional).

      Epilepsia:

         Parciales o focales:

            Simples sin antecedentes, en tratamiento y con evidencia electroencefalográfica
1-10
            Complejas
10-20
         Generalizadas:

            Ausencias sin antecedentes y controlada médicamente
5
            Tónico-clónicas:

               Bien controlada médicamente
15
               No controlada médicamente:

                  Con dificultad en las actividades de la vida diaria
55-70
                  Que impide las actividades de la vida diaria
80-90
         Deterioro de las funciones cerebrales superiores integradas, acreditado mediante pruebas específicas (Outcome Glasgow Scale):

            Leve (limitación leve de las funciones interpersonales y sociales de la vida diaria)
10-20
            Moderado (limitación moderada de algunas, pero no de todas las funciones interpersonales y sociales de la vida cotidiana; existe necesidad de supervisión de las actividades de la vida diaria)
20-50
            Grave (limitación grave que impide una actividad útil en casi todas las funciones sociales e interpersonales diarias; requiere supervisión continua y restricción al hogar o a un centro)
50-75
            Muy grave (limitación grave de todas las funciones diarias que requiere una dependencia absoluta de otra persona, no es capaz de cuidar de sí mismo)
75-90
      Fístulas osteodurales
1-10
      Síndromes extrapiramidales (valorar según alteraciones funcionales).

      Derivación ventrículo-peritoneal, ventrículo-vascular (por hidrocefalia postraumática) según alteración funcional
15-25
      Estado vegetativo persistente
100
      Síndrome cerebeloso unilateral
50-55
      Síndrome cerebeloso bilateral
75-95
   Síndromes motores:

      Disartria
10-20
      Ataxia
10-35
      Apraxia
10-35
      Hemiplejía (según dominancia)
80-85
      Hemiparexia (según dominancia):

         Leve
15-20
         Moderada
20-40
         Grave
40-60
      Otros déficit motores de extremidades de origen central: asimilar y valorar conforme a los supuestos indicados en las mismas lesiones de origen medular (los valores mayores se otorgarán según dominancia y existencia de espasticidad).

Síndromes psiquiátricos:

   Trastornos de la personalidad:

      Síndrome posconmocional (cefaleas, vértigos, alteraciones del sueño, de la memoria, del carácter, de la libido)
5-15
      Trastorno orgánico de la personalidad:

         Leve (limitación leve de las funciones interpersonales y sociales diarias)
10-20
         Moderado (limitación moderada de algunas, pero no de todas las funciones interpersonales y sociales de la vida cotidiana, existe necesidad de supervisión de las actividades de la vida diaria)
20-50
         Grave (limitación grave que impide una actividad útil en casi todas las funciones sociales e interpersonales diarias, requiere supervisión continua y restricción al hogar o a un centro)
50-75
         Muy grave (limitación grave de todas las funciones diarias que requiere una dependencia absoluta de otra persona: no es capaz de cuidar de sí mismo)
75-90
      Trastorno del humor:

         Trastorno depresivo reactivo
5-10
      Trastornos neuróticos:

         Por estrés postraumático
1-3
         Otros trastornos neuróticos
1-5
      Agravaciones:

         Agravación o desestabilización de demencia no traumática (incluye demencia senil)
5-25
         Agravación o desestabilización de otros trastornos mentales
1-10

miércoles, 5 de enero de 2011

CIE-10 – TRASTORNOS MENTALES


Demencia
Delirium
Síndrome amnésico
Alucinosis orgánica
Trastorno catatónico orgánico
Trastorno delusivo orgánico
Trastorno afectivo orgánico
Trastorno de ansiedad orgánico
Trastorno disociativo orgánico
Trastorno de labilidad emocional orgánico
Trastorno cognoscitivo leve
Trastorno orgánico de la personalidad y del comportamiento
Trastorno mental orgánico o sintomático sin especificación 

DSM-III-R / SINDROME ORGÁNICO DE LA PERSONALIDAD

Una alteración persistente de la personalidad, bien de forma global o como cambio o acentuación de alguna característica previa, incluyendo al menos uno de los siguientes síntomas: inestabilidad afectiva (cambios depresión-irritabilidad-ansiedad); explosiones agresivas o de mal genio; notable deterioro de la capacidad de juicio social; notable apatía e indeferencia; suspicacia o ideación paranoide.
Demostración de una causa o factor orgánico específica que se estima etiológicamente relacionada con la alteración.
Este diagnóstico no se hará en niños o adolescentes si el cuadro se limita a los síntomas que caracterizan el trastorno por déficit de atención con hiperactividad.
Aparece exclusivamente en el curso de un delirium y no cumple los criterios para una demencia.

TIPOS DE TRASTORNOS DE LA PERSONALIDAD


Tipo lábil: si el síndrome predominante es la labilidad afectiva
Desinhibido: con gran dificultad en el control de impulsos, manifestado por indiscreciones sexuales, etc.
Tipo agresivo: con predominio de las  pulsiones agresivas.
Tipo apático: si el síntoma predominante es la apatía o indeferencia acusadas.
Tipo paranoide: con desconfianza, suspicacia e ideación paranoide, delusiva
Otros tipos: si el  síntoma predominante no es uno de los citados, por ejemplo, cambio de personalidad asociado a crisis comiciales.
Tipo combinado (mixto)si predomina más de un síntoma en el cuadro clínico, se combinan los caracteres anteriores.
Tipo no especificado: cuando se manifiestan otras características.

CIE-10 / TRASTORNO ORGÁNICO DE LA PERSONALIDAD


En la  CIE-10 el trastorno orgánico de la personalidad se caracteriza por una alteración significativa de las  formas habituales del comportamiento premórbido. Estas alteraciones afectan de un modo particular a la expresión de las emociones, de las necesidades y de los impulsos. Los procesos cognoscitivos pueden estar afectados en especial o incluso exclusivamente en el área de la planificación de la propia actividad y en la previsión de probables consecuencias sociales y personales, como en el llamado síndrome del lóbulo frontal. No obstante, se sabe que este síndrome se presenta no sólo en las lesiones del lóbulo frontal, sino también en lesiones de otras áreas circunscritas del cerebro.

CAMBIOS DE PERSONALIDAD


En un trastorno orgánico de la personalidad se presentan un conjunto de alteraciones o cambios de los rasgos de la personalidad que pueden seguir o acompañar a una enfermedad, daño o disfunción cerebral, a menudo focal y los cambios que podemos observar son:  la alteración en la expresión de emociones (deficiente o excesiva). Se presenta labilidad emocional, estados de euforia y jocosidad que pueden pasar bruscamente a la apatía y crisis de llanto o irritabilidad y, aun, explosiones de cólera y agresión; éstos suelen ser motivados por estímulos mínimos. Hay cierto grado de desinhibición de impulsos y satisfacción de necesidades sin importar las normas sociales establecidas (robos, requerimientos sexuales inapropiados, voracidad al comer, descuido de la presencia e higiene personal, etc.). Algunos suelen tener poca motivación e iniciativa para comenzar y completar acciones. Los defectos cognitivos son casi exclusivos en el área de la planificación de las propias acciones con incapacidad de valorar sus probables consecuencias personales y sociales. Las diferentes alteraciones de personalidad están en relación con la localización y tipo de patología cerebral. El curso y pronóstico de estos trastornos depende de la etiología; si es transitoria (sustancias) o si es persistente, secundaria a daño estructural del cerebro.

GRUPOS DE TRASTORNOS MENTALES ORGÁNICOS

GRUPOS
Con predominio de síntomas básicos, en  los cuales destacan los disturbios de las funciones cognoscitivas (memoria, inteligencia, capacidad de aprendizaje) o los del sensorio (alteraciones de la conciencia y atención).
Con predominio de sintomatología accesoria o facultativa, en los  cuales las manifestaciones cognoscitivas o sensoriales son mínimas o difíciles de comprobar, siendo lo más destacable las alteraciones de la percepción (alucinaciones), del contenido del pensamiento (ideas delusivas), del humor y de las emociones (depresión, euforia ansiedad), o de los rasgos generales de la personalidad y formas del comportamiento.

Sintomatología Trastonos Mentales Orgánicos

En la sintomatología se distinguen dos categorías:
I. Síntomas básicos o  propios del trastorno: Alteración del estado de la conciencia (incapacidad para fijar la atención y desorientación en todas las esferas.), alteraciones cognoscitivas (compromiso de la memoria  reciente, deterioro intelectual, mengua del juicio y comprensión), y alteraciones de la afectividad: (pérdida del control afectivo, labilidad emocional.). 
II. Síntomas accesorios o facultativos (que  pueden o no presentarse), se vinculan al funcionamiento de la personalidad premórbida y a conflictos psicosociales actuales.  

Síndromes Mentales Orgánicos - DSM-III-R


CATEGORIAS
Delirium y demencia: el deterioro cognitivo es relativamente global
Síndrome amnésico y alucinosis orgánica: están deterioradas áreas cognitivas relativamente selectivas
Síndrome delirante orgánico, síndrome orgánico del estado de ánimo y síndrome de ansiedad orgánico
Síndrome orgánico de la personalidad
Intoxicación por abstinencia
Síndrome mental orgánico no especificado

CLÍNICA TRASTORNOS MENTALES ORGÁNICOS

La sintomatología asociada de los trastornos mentales orgánicos se acompañan de una amplia variedad de anomalías emocionales, motivacionales y conductuales., pudiendo presentarse a cualquier edad. No se caracterizan por un curso simple, ya que abarcan una amplia variedad de síndromes psicopatológicos y de etiologías orgánicas.
El inicio puede ser repentino (traumatismo craneal) o insidioso (trastorno de personalidad que a veces se asocia a la epilepsia del lóbulo temporal)  y la causa orgánica responsable de un trastorno mental orgánico puede ser una enfermedad primaria del cerebro o bien una enfermedad sistémica que afecte secundariamente al cerebro, también puede ser un TCE o un agente tóxico, que esté afectando la actividad cerebral o haya dejado efectos persistentes. 

SÍNDROME CEREBRAL ORGÁNICO / TRASTORNO MENTAL ORGÁNICO

Conjunto de signos y síntomas psíquicos y comportamentales (síndrome mental orgánico), cuya etiología es demostrable y se refiere a una disfunción transitoria o permanente del cerebro. Esta disfunción puede ser primaria o secundaria. En el primer caso se trataría de enfermedades, lesiones o daños que afectan al cerebro de un modo directo o selectivo. En el segundo, enfermedades y trastornos que afectando a diversos órganos o sistemas tienen una consecuencia disfuncional en el cerebro. 
- síndrome mental orgánico sería un concepto que se utilizaría en referencia a un conjunto de signos y síntomas psicológicos o conductuales, sin tener en cuenta su etiología (Síndrome de Ansiedad orgánico). 
- trastorno mental orgánico designaría un síndrome mental orgánico en particular, del que se conocería o se presumiría su etiología (Delirium por abstinencia alcohólica). 

TRASTORNO DE LA PERSONALIDAD

Un patrón permanente de experiencia interna y del comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura del sujeto. Este patrón se manifiesta en dos (o más) de las áreas siguientes: cognitiva, afectiva, de la actividad interpersonal o del control de impulsos. 
Este patrón debe ser persistente es inflexible y debe extenderse a una amplia gama de situaciones personales y sociales.
Este patrón persistente provoca malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de  otras áreas importantes de la actividad del individuo.
El patrón es estable y de larga duración, y su inicio se remonta al menos a la adolescencia o al principio de la edad adulta.
El patrón persistente no es atribuible a una manifestación o a una consecuencia de otro trastorno mental.
El patrón persistente no es debido a los efectos fisiológicos de una sustancia (droga, medicamento) ni a una enfermedad médica como por ejemplo a un traumatismo craneal.

DEFINICIÓN DE PERSONALIDAD


Individualidad que configura a cada persona y la diferencia de cualquier otra, tipo y modelos de comportamiento que incluye las interacciones de los estados de ánimo del individuo, sus actitudes, motivos y métodos.

PSICOLOGÍA DE LA PERSONALIDAD


Los objetivos de la Psicología de la Personalidad son:

describir qué tipo de persona es el individuo que, en cada caso, se estudia
explicar cómo ha llegado a ser lo que es, a desarrollar las características que lo definen como individuo
determinar en qué condiciones la organización peculiar de sus características individuales puede cambiarse o mantenerse
señalar cómo se puede emplear todo lo anterior para explicar la conducta del sujeto y predecir su comportamiento futuro

CONSECUENCIAS SECUELAS TCE


Los trastornos neuropsiquiátricos  del TCE determinan:
- deterioro social del paciente
- agravación de su psicopatología previa
- la sobrecarga familiar a familiares
- daño emocional a familiares y amigos

TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO


"The National Head Injury Foundation" define el TCE como una lesión traumática del cerebro capaz de producir daños físicos, cognitivos, conductuales, emocionales, sociales y laborales.

CAMBIOS DE PERSONALIDAD POSTRAUMÁTICOS

Los “Cambios o alteraciones de Personalidad” representan una de las secuelas neuropsiquiátricas postraumáticas más frecuentes y persistentes con importantes repercusiones en los familiares y en la reintegración sociolaboral de los afectados.  
La incidencia de los trastornos neuropsicológicos clasificados según el DSM IV, en los afectados por un TCE grave sitúan el cambio de personalidad entre un 40% y un 80%. 
La prevalencia de los trastornos o cambios de la personalidad  en los TCE graves oscila entre el 40% y el 60%, llegando al 80% en los TCE muy graves. 

CLASIFICACIÓN TRASTORNOS MENTALES

DSM-IV Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Asociación Americana de psiquiatría.
DSM-III-R Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Asociación Americana de psiquiatría.
CIE-10. Trastornos mentales y del comportamiento. Criterios diagnósticos de investigación.